Israel-Palestina: trabajadores humanitarios de la ONU muertos se eleva a 70

Edificios bombardeados, en el conflicto de Israel y Palestina.(foto WFP)

Parte de ellos eran profesores. En las últimas horas el Ejército de Israel también mató a palestinos, de los cuales, algunos eran niños, en Cisjordania, elevando la cifra de muertos en ese territorio ocupado en lo que llevamos de meses este año. Mientras en Gaza, el combustible se agota y a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos apenas le queda suficiente para algunos días.

La agencia para los refugiados palestinos UNRWA informó este domingo que el número de sus trabajadores humanitarios muertos en la Franja de Gaza, sometida a intensos bombardeos por el Ejército de Israel desde el 7 de octubre, se eleva a 70 hasta el dia de hoy.

En un tuit, los responsables de la agencia, “conmocionados y de luto”, indicaron que la mitad de esos trabajadores eran profesores.

Los hospitales, las escuelas, los civiles, los trabajadores humanitarios y las rutas para prestar ayuda de emergencia se encuentran entre las personas y los lugares protegidos por el derecho internacional humanitario.

La situación en Cisjordania se agrava

Por otro lado, la UNRWA también informó ayer de una «’operación de las fuerzas de seguridad israelíes’ que incluyó ataques aéreos que duraron 28 horas en el campo de refugiados de Nur Shams”, en Cisjordania, durante la cual murieron al menos 13 palestinos, entre ellos cinco niños.

Debido a los ataques israelíes, la UNRWA se vio obligada a suspender servicios como escuelas, sanidad y recogida de residuos sólidos.

Este año ya se han registrado más de 270 palestinos muertos en Cisjordania, el 20% de los cuales eran niños, y más de la mitad refugiados.

«Estos últimos acontecimientos son emblemáticos de la continua escalada que pone en riesgo la vida de los refugiados de Palestina en los campamentos de toda Cisjordania. Esta reciente operación es la mayor desde la de Yenín en julio de este año”, indicó la agencia en un comunicado.

La agencia agregó que «este año ya se han registrado más de 270 palestinos muertos en Cisjordania, el 20% de los cuales eran niños, y más de la mitad refugiados. Esta cifra representa el mayor número de asesinados en un solo año desde que empezamos a recopilar los datos de forma rutinaria en 2012».

Y advirtió de que «es probable que estos últimos sucesos en el campamento de Nur Shams exacerben aún más las tensiones, ya de por sí exacerbadas, dado el conflicto en Gaza. Sólo desde el 7 de octubre han muerto al menos 82 palestinos en Cisjordania».

Según el Ministerio de Sanidad de Gaza, desde el 7 de octubre han muerto 4385 personas, entre ellas 1756 niños y 967 mujeres; otras 13.561 personas resultaron heridas.

En total, unos 1400 israelíes y extranjeros han muerto en Israel, la gran mayoría el 7 de octubre cuando Hamás lanzó un ataque sobre varias localidades israelíes.

Previo a ese ataque, el número de palestinos muertos este año ya ascendía a más de 250, mientras que el de israelíes era de casi 30.

Se agota el combustible

Por otro lado, la agencia también informó de que en algunos días se quedará sin combustible, fundamental para su respuesta humanitaria en toda la Franja de Gaza.

«Sin combustible, no habrá agua, no funcionarán los hospitales ni las panaderías. Sin combustible, la ayuda no llegará a muchos civiles que la necesitan desesperadamente. Sin combustible, no habrá ayuda humanitaria. La falta de combustible estrangulará aún más a los niños, las mujeres y la población de Gaza”, concluye la agencia.

Swisslatin / ONU Noticias (2.11.2023)



Entradas relacionadas