Por mayoría, la Asamblea General pide el fin del embargo de Estados Unidos a Cuba

La Asamblea General de la ONU vota por trigésimo primera vez sobre la necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba. (foto ONU)

El bloqueo comenzó en 1960 y se fue endureciendo en diferentes momentos históricos, alcanzando a terceros países a partir de 1992, fecha en la que la Asamblea General emitió su primera petición a Estados Unidos para que acabe con él.

La Asamblea General se reunió de nuuevo este año una vez más para examinar en su agenda el tema de la Necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero, impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba.

Por una abrumadora mayoría de 187 votos a favor, dos en contra, los de Estados Unidos e Israel, y una abstención, la de Ucrania, se aprobó por trigesimo primera vez la resolución que pide a Estados Unidos acabar con el bloqueo. El documento contó este año con dos votos más que en 2022.

La resolución A/78/L.5, sometida por Cuba, «insta una vez más a los Estados en los que existen y continúan aplicándose leyes y medidas de ese tipo a que, en el plazo más breve posible y de acuerdo con su ordenamiento jurídico, tomen las medidas necesarias para derogarlas o dejarlas sin efecto».

La resolución también pide al Secretario General que continúe preparando informe anual sobre los efectos del embargo, como el de este año (A/78/84), que sirvió de base para la deliberación.

Año tras año desde 1992, el máximo órgano de deliberación de las Naciones Unidas ha solicitado a Estados Unidos que levante las sanciones a la isla caribeña sin éxito hasta la fecha.

Por su parte, el máximo responsable de la ONU en la isla, Francisco Pichón, comentó recientemente en un foro sobre el embargo: «Compartimos el criterio de que el bloqueo, las restricciones unilaterales externas, la exclusión de Cuba de mecanismos e instrumentos financieros internacionales, son un gran obstáculo para su desarrollo sostenible».

Este año, Noticias ONU le trajo en directo el minuto a minuto de la deliberación y la votación de la resolución.

Cuba: Estados Unidos miente

Acogiéndose al derecho de réplica, un diplomático cubano intervino para decir que “una vez, con viejos y nuevos pretextos, el Gobierno de los Estados Unidos intenta en vano justificar una política que es ilegal y moralmente insostenible”.

A continuación, hizo una lista acerca de las “prácticas condenables” que los Estados Unidos cometen en su propio país, citando “el racismo sistémico, la brutalidad policial, la política represiva contra los migrantes, la represión de los derechos reproductivos, las ejecuciones extrajudiciales y el uso de la tortura”.

Y dijo que “miente la delegación estadounidense cuando cita cifras infladas de exportaciones y ayuda humanitaria” a Cuba y calificó de falso que se un proveedor de medicamentos a Cuba.

Estados Unidos: Las sanciones son una herramienta para que se adopte la democracia

Tras la votación, intervino un representante de los Estados Unidos de América quien en una breve intervención de cuatro minutos comenzó afirmando que su país apoya “con determinación al pueblo cubano” y “apoya firmemente su consecución de un futuro con respeto a los derechos humanos”.

A continuación, Paul Folmsbee dijo que en Cuba hay “mil presos políticos”, asegurando que es “más que en otro momento de la historia”.

Explicó que «las sanciones son una serie de herramientas en nuestros esfuerzos amplios para que se adopte la democracia y fomentar el respeto a los derechos humanos en Cuba. Por eso nos oponemos a esta resolución».

El representante estadounidense habla ante la Asamblea General de la ONU sobre la necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.
Naciones Unidas El representante estadounidense habla ante la Asamblea General de la ONU sobre la necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.
También observó que a pesar de la membresía de Cuba del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el Gobierno de la isla ha demorado la respuesta a solicitudes de mandar expertos independientes.

“que ayudarían a hacer avanzar el respeto de los derechos humanos, incluida la libertad de expresión, la libertad de religión o de creencia y la libertad de reunirse pacíficamente. Algunas de estas solicitudes siguen pendientes desde hace 10 años”.

El diplomático dijo que Estados Unidos reconoce “los desafíos que enfrenta el pueblo cubano” y explicó que en ese sentido “las sanciones incluyen exenciones con respeto a importaciones de alimentos, medicinas y otros bienes humanitarios a Cuba”.

Y agregó: “Estados Unidos sigue siendo uno de los principales socios comerciales de Cuba”.

España y Unión Europea: El embargo de Estados unidos no contribuye al desarrollo sostenible de Cuba
La embajadora de España, en representación de la Unión Europea, declaró que la UE “considera que el levantamiento del embargo podría hacer más efectivas las reformas económicas y facilitar la apertura de economía cubana en beneficio del pueblo cubano”.

Al mismo tiempo se dirigió al Gobierno de Cuba la que Ana Jiménez de la Hoz reiteró el llamamiento para que conceda plenamente a sus ciudadanos los derechos y libertades civiles, políticos y económicos, reconocidos internacionalmente, incluida la libertad de reunión, la libertad de expresión y el libre acceso a la información y libere a todos los presos políticos.

Señaló, por otra parte, que el mantenimiento de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo “sin justificación evidente han introducido obstáculos adicionales a las transacciones financieras internacionales con la isla”.

En relación con el embargo, Jiménez de la Hoz especificó que la Unión Europea no puede aceptar que las medidas de Estados Unidos impidan las relaciones económicas y comerciales con Cuba. “La Unión Europea rechaza firmemente la activación por parte de Estados Unidos de los títulos III y IV de la Ley Helms Burton en abril de 2019. Esto incumple los compromisos adquiridos por Estados Unidos en los acuerdos Estados Unidos– Unión Europea de 1997 y 1998”, añadió.

“Estamos reforzando el dialogo y cooperación también en cuestiones en las que todavía tenemos diferencias fundamentales”, añadió. Y en ese sentido hizo un llamamiento a Cuba para que garantice que su programa de reformas amplie las reformas económicas, judiciales y sociales se aplique de manera que aborde las principales preocupaciones de la población cubana.

Haciendo referencia una vez más al Acuerdo de dialogo político y cooperación Unión Europea-Cuba, Jiménez de la Hoz declaró que éste “ofrece a Cuba una asociación coherente y fiable para apoyarla en sus esfuerzos por reformar su modelo político y económico, perseguir su desarrollo sostenible y encontrar soluciones comunes a los retos mundiales, al tiempo que sigue defendiendo la democracia y los derechos humanos en interés exclusivo de todos los ciudadanos cubanos”.

Se aprueba la resolución por inmensa mayoría de 187 votos a favor, dos en contra, los de Estados Unidos e Israel, y una abstención, la de Ucrania. La resolución de este año contó con dos votos más que en 2022. Tras la votación, se produjo una ovación de los diplomáticos presentes en la sala.

Swisslatin / ONU Noticias (02.11.2023)



Entradas relacionadas