¿Cómo entrega la ONU la ayuda humanitaria en los escenarios de crisis?

Centro de acopio humanitario de UNICEF en Copenhague. (foto UNICEF)

¿Qué se necesita para que los alimentos, medicinas, atención médica de emergencia, educación y refugio lleguen a un número récord de personas en algunos de los lugares más peligrosos del planeta? La ONU lo hace en todo el mundo. Afganistán, Haití, Sudán, Ucrania y los territorios palestinos ocupados, son algunos de esos países.

Una de cada 33 personas (es decir, 242 millones) en el mundo necesitó asistencia humanitaria en 2022, y la mayor parte de esa ayuda se entregó a través de la ONU.

Este es el proceso que sigue la Organización para llevar a cabo esa tarea:

Coordinación: Lugar de la crisis

Esta semana, cuando la crisis entre Israel y Palestina estalló el 7 de octubre, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Nueva York se movilizó rápidamente. Como ocurre con todas las respuestas de emergencia, esa Oficina facilita los esfuerzos para entregar ayuda vital a quienes la necesitan.

A la cabeza de la distribución de suministros vitales en el terreno en lugares como Afganistán, Sudán y Gaza, se encuentran muchos organismos de la ONU comúnmente identificados con la ayuda de emergencia en todo el mundo, como el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otras agencias especializadas como las que trabajan con refugiados (ACNUR) y niños (UNICEF).
Un equipo de crisis trabaja las 24 horas del día en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York para monitorear los puntos críticos en todo el mundo.

El Departamento de Comunicación Global (DGC) apoya esta labor al difundir las necesidades de emergencia y los llamamientos de financiación a nivel mundial en sus plataformas en diez idiomas en línea y en las redes sociales.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, y sus enviados especiales involucran a actores clave en cada conflicto para tratar de encontrar una solución pacífica. Mientras tanto, el jefe y el personal de la ONU monitorean la situación sobre el terreno, informan a los medios de comunicación sobre las actualizaciones y discuten con las autoridades nacionales las mejores y más seguras formas de llevar ayuda a las comunidades en crisis.

Centros de acopio: el almacén humanitario más grande del mundo

La planificación es esencial; gran parte de la ayuda distribuida a las personas necesitadas proviene de las instalaciones de almacenamiento en Copenhague, Dinamarca, donde UNICEF opera su Centro Global de Suministros y Logística. Con más de 20.000 metros cuadrados, es el almacén humanitario más grande del mundo.

Donado por Dinamarca, el recinto puede almacenar hasta 36.000 plataformas de almacenamiento y transporte de suministros que se mueven mediante grúas robóticas automatizadas. Hay centros adicionales ubicados en todo el mundo, China, Italia, Panamá y los Emiratos Árabes Unidos, son sede de algunos.

Los recursos para asistencia

El financiamiento para estas operaciones proviene de países de todo el mundo que también donan a lo largo del año al Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF) de la ONU. Gestionado por OCHA, el Fondo ha proporcionado hasta la fecha más de 6000 millones de dólares en asistencia vital en más de cien países y territorios.

Esa Oficina también opera fondos específicos para países administrados por la ONU, que ponen los recursos a disposición de quienes trabajan en el terreno, incluidas sus propias entidades, organizaciones no gubernamentales (ONG) y la Cruz Roja y Media Luna Roja.

La Oficina de Asuntos Humanitarios asignó una cifra récord de 1200 millones de dólares a través de los fondos de país en 2022, ayudando a sus socios a abordar las necesidades humanitarias de alrededor de 47 millones de personas atrapadas en crisis. Más recientemente, liberó cinco millones de dólares a principios de la semana pasada para ayudar a las personas refugiadas en Gaza y Cisjordania.

Swisslatin / ONU Noticias (18.10.2023)



Entradas relacionadas