Los llamados de Médicos Sin Fronteras al margen de la COP28

Un hombre arrastra una balsa de lona impermeable durante una inundación en Rubkona, estado de Unity, Sudán del Sur. (foto MSF/ Sean Sutton)

Según Médicos Sin Fronteras (MSF), se están tomando muy pocas medidas para proteger a las poblaciones más vulnerables contra los efectos negativos del cambio climático. Los líderes internacionales reunidos en Dubai para la COP28 deben tomar medidas urgentes para proteger la salud de las comunidades más afectadas.

“Las poblaciones más vulnerables están pagando con su salud y sus vidas un problema que ellos no crearon”, afirma el Dr. Christos Christou, presidente internacional de MSF. Es a la vez absurdo y trágico que quienes son menos responsables de las emisiones de carbono que causan esta emergencia climática sean abandonados a su suerte y sufran las consecuencias. Esto demuestra que no sólo vivimos una crisis climática, sino también una crisis de humanidad y solidaridad. »

La emergencia climática es una emergencia sanitaria y humanitaria. Las graves consecuencias del cambio climático para la salud ya están afectando a poblaciones de todo el mundo y se espera que empeoren con el tiempo a medida que el planeta se calienta. MSF trabaja en muchos de los contextos más vulnerables al cambio climático y atiende a pacientes que están experimentando directamente los efectos del cambio climático en su salud.

En 2023, continuamos observando y respondiendo a las consecuencias de estos eventos climáticos, incluidas inundaciones generalizadas en Sudán del Sur, ciclones severos en Myanmar, Madagascar y Mozambique, calor intenso y sequías prolongadas que dejaron a millones de personas al borde de la hambruna en todo el mundo. Cuerno de África. También respondimos a múltiples brotes simultáneos de cólera en varios países y a tasas alarmantes de dengue en América Central y del Sur. La combinación mortal de malaria y desnutrición ha saturado nuestros servicios pediátricos en todo el Sahel, incluido el este de Chad, donde la gente ha huido del terrible conflicto en Sudán.

Ya está claro que la falta de acción a favor del clima pone en riesgo la salud de las poblaciones. No limitar el calentamiento global a 1,5°C amenaza la vida de muchas personas en los contextos humanitarios en los que trabaja MSF.

Las comunidades y países más afectados han pedido repetidamente el apoyo que necesitan para hacer frente a las consecuencias del cambio climático, pero no sucede nada. Necesitan un compromiso real para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y apoyo financiero y técnico concreto. Estas comunidades necesitan una acción climática urgente. El mundo no puede seguir viendo cómo empeoran las crisis humanitarias y las personas más vulnerables del mundo siguen sufriendo las consecuencias.

“No podemos permitirnos otro fracaso”, declara Christos Christou. ¿Cuántos años más pasarán, cuántas COP más y cuántas vidas se verán afectadas –o se perderán– antes de que se decidan e implementen medidas concretas? »

Llamados de MSF a los signatarios de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático (UNCAC) al margen de la COP28 en Dubai:

  • En esta época de crisis, pedimos medidas concretas para proteger la salud de los más vulnerables. No podemos permitirnos otro fracaso. Se necesitan acciones acordes con la emergencia climática. El mundo no puede seguir viendo cómo empeoran las crisis humanitarias y las poblaciones más vulnerables pagan las consecuencias.
  • Necesitamos compromisos reales para reducir los gases de efecto invernadero y garantizar apoyo financiero y técnico a las poblaciones que más sufren las consecuencias del cambio climático. Estas promesas deben cumplirse antes de que sea demasiado tarde: la ayuda financiera debe llegar hoy, no mañana. Es importante que la financiación de la lucha contra el cambio climático no provenga de fondos actualmente dedicados a la ayuda humanitaria, que ya está infrafinanciada, sino de nuevos fondos que se sumen a los existentes.
  • La acción climática debe incluir soluciones para preservar la salud humana. Proteger la salud de las consecuencias nocivas de la crisis climática debería estar en el centro de las decisiones que afectarán a las poblaciones más vulnerables de nuestro planeta. Se deben asignar recursos a los países más afectados para que puedan proteger la salud de sus poblaciones y adaptarse a sus necesidades cambiantes.

Swisslatin / MSF Prensa (01.12.2023)



Entradas relacionadas