Apoyo de America Latina y el Caribe al levantamiento del embargo a Cuba por parte de USA

El ministro cubano de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, habla ante la Asamblea General de la ONU sobre la necesidad de poner fin al embargo económico. (foto ONU)

Un acto de guerra económica en tiempos de paz, señalo el ministro de relaciones exteriores de Cuba que comenzó con una exposición de cómo el embargo afecta el día a día de los cubanos, desde la alimentación a la energía, pasando por los medicamentos, incluidos para tratar el cáncer, la diabetes y otras enfermedades.

“Con saña y precisión quirúrgica se ataca a los sectores más sensibles de la economía y se busca deliberadamente infligir el mayor daño posible a las familias cubanas”, dijo Bruno Rodríguez Padilla.

El ministro cubano de Asuntos Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, habla ante la Asamblea General de la ONU sobre la necesidad de poner fin al embargo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.
Entre los muchos ejemplos que expuso de como el embargo a afecta la vida cotidiana, Padilla comentó que se impide a Cuba adquirir de compañías estadounidenses y sus subsidiarias equipos, dispositivos y fármacos, que el país debe pagar a precios exorbitantes a terceros.internacional en su conjunto, rechaza estas ilegales medidas coercitivas unilaterales, este bloqueo asfixiante perverso y dañino”, declaró el diplomático.

Bolivia: cuántas vidas hubieran salvado si Cuba hubiera tenido la libertad

El embajador de Bolivia declaró que “los pueblos del mundo hemos sido testigos que 60 años no han sido suficiente para castigar a un pueblo solidario, es más, se observa un recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos”.

Diego Pary Rodríguez señaló que “solo basta imaginar cuántas vidas hubieran salvado si Cuba hubiera tenido la libertad y la facilidad de compartir con el resto del mundo las vacunas que fueron desarrolladas con éxito en laboratorios cubanos”.

“A pesar del consenso internacional, del apoyo ampliamente mayoritario de esta Asamblea, el país agresor prefiere ignorar e incumplir las decisiones y resoluciones aprobadas año tras año. Esta es una muestra mas de la doble moral de ciertos Estados”, declaró.

El diplomático señaló que Bolivia es un país que busca la hermandad y la cooperación entre los pueblos y sus Gobiernos, y que por ello, condenan y rechazan “de manera enérgica la aplicación de cualquier política de injerencia o intervencionismo”.

“En esa línea mi país tiene previsto profundizar la cooperación con Cuba y otros países del mundo para fortalecer el desarrollo sostenible en todas sus dimensiones”, añadió

Brasil: El rechazo al embargo es un consenso internacional

A continuación intervino el representante de Brasil, país que el año pasado se abstuvo en la votación de la resolución, y anunció que este año votará a favor del levantamiento del embargo.

Sérgio França Danese coincidió con el peruano en que las únicas sanciones legítimas son las del Consejo de Seguridad y agregó: “El rechazo al embargo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba desde 1962 es virtualmente un consenso internacional”.

“Intensificar las relaciones económicas con Cuba es el camino correcto que deben seguir todos los países interesados en apoyar el desarrollo de la isla y la mejora de las condiciones de vida de millones de ciudadanos cubanos”, concluyó el diplomático.

Chile: Igualdad soberana de los Estados

La embajadora de Chile declaró que el país, “comprometido con el multilateralismo efectivo, reafirma su pleno respaldo a los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, entre ellos, los de igualdad soberana de los Estados, la no intervención, la no injerencia en los asuntos internos y la libertad de comercio y navegación internacionales”.

Paula Narváez Ojeda señaló que el embargo “ha generado y continúa generando escasez y sufrimiento para toda la población cubana. Limita y retrata el desarrollo económico y social, e impide el logro de los objetivos de desarrollo, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

“Reafirmamos la necesidad de poner fin del bloqueo a Cuba y la aplicación de medidas extraterritoriales asociadas a esta política, así como la exclusión de Cuba de lista de países patrocinadores del terrorismo que exacerba los impactos del bloqueo”, declaró.

“Lo que ha quedado demostrado a lo largo de los 60 años de la aplicación de medidas coercitivas unilaterales contra Cuba es que el pueblo cubano puede sobrevivir gracias a su dignidad, perseverancia y esperanza”, añadió Narváez Ojeda.

Perú: Las unicas sanciones legítimas son las del Consejo de Seguridad

Luis Ugarelli embajador de Perú, recordó que la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha afirmado que el bloque “sigue repercutiendo negativamente en el disfrute de los derechos humanos de la población del país, en particular de las personas más vulnerables”, en especial los derechos a la salud, a una alimentación adecuada y a la educación del pueblo cubano.

Tras expresar que su país se opone a la sanciones unilaterales, Ugarelli afirmó que, bajo el derecho internacional, “las únicas sanciones legítimas son las adoptadas por el Consejo de Seguridad en el contexto del ejercicio de sus competencias para el mantenimiento de la paz y seguridad internacional, de conformidad con el capítulo VII de la carta, e incluso en estos casos tales sanciones se delimitan de manera clara”.

Colombia: El bloqueo contraviene los principios de las Naciones Unidas

La embajadora de Colombia declaró que “el embargo contra cuba es una de las medidas que más ha sido rechazada por esta Asamblea General”.

Leonor Zalabata Torres señaló que las medidas afectan especialmente a la población, perjudicando la realización y el goce efectivo de sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales. A su vez este bloqueo prolongado compromete negativamente la generación de empleo y oportunidades debilitando el tejido social y productivo del país”.

La embajadora señaló que las medidas coercitivas unilaterales se han recrudecido por la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo, añadiendo, además, que el bloqueo es una contravención de los principios de la Carta de las Naciones Unidas.

Argentina: Las sanciones más prolongadas

La representante de Argentina declaró que su país “se opone firmemente a la utilización de medidas unilaterales de coerción y a la adopción de practicas comerciales discriminatorias”.

María del Carmen Squeff señaló que el país ha rechazado tradicionalmente la política de bloqueo contra Cuba, que “además de ser moralmente injustificable, es violatoria de la carta de las naciones unidas, las normas del derecho internacional y el espíritu del multilateralismo”.

“Año tras año esta Asamblea General reclama con un apoyo prácticamente unánime la necesidad de poner fin a dicho bloqueo. Está muy claro para la comunidad internacional que este bloqueo es el principal obstáculo para el desarrollo económico y social del pueblo cubano”, declaró.

Squeff especificó que “el bloqueo obstaculiza la realización de derechos básicos, como la salud, la educación y la alimentación. Provoca daños en todas las esferas de la economía del país, al funcionar como una barrera a la concesión del país de créditos en condiciones favorables, la transferencia de la tecnología de punta, la movilización de capitales externos, la atracción de inversión extranjera directa, la protección del medioambiente y la plena inserción del país en la economía mundial”.

Venezuela: El embargo es ilegal, criminal e inhumano

El diplomático venezolano, Joaquín Alberto Pérez Ayestarán, recordó que el embargo ha costado a Cuba 159.000 millones de dólares “a lo que se suma un doloroso costo humano”.

Previamente, Ayestarán dijo que el bloqueo es “ilegal, porque viola toda norma del derecho internacional (…); criminal, porque genera muerte, dolor y sufrimiento indiscriminado sobre todo un pueblo; inhumano, porque viola deliberada y sistemáticamente los derechos humanos de 11 millones de cubanos (…); “un castigo colectivo, que fomenta la desigualdad, la exclusión social y el racismo sistemas y cuyo efectos perniciosos son crímenes de lesa humanidad”.

Es un bloqueo criminal porque genera muerte, dolor y sufrimiento indiscriminado sobre todo un pueblo»
«Sus efectos perniciosos son claros crímenes de lesa humanidad».

México: Ajeno a la convivencia pacífica

La representante de México pidió poner fin al bloqueo por ser “contrario al derecho internacional y ajeno a los valores sobre los que se basa la convivencia pacífica de los pueblos de las Américas y del Caribe”.

“México condena de manera categórica el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto desde hace más de seis décadas contra Cuba, así como la decisión de aplicar el título III de la ley de la libertad cubana y solidaridad democrática que ha afectado no solo la soberanía del pueblo cubano sino también los intereses nacionales de terceros países”, declaró Alicia Guadalupe Buenrostro Massieu.

Swisslatin / ONU Noticias (03.11.2023)



Entradas relacionadas